mar. 24, 2020

INAPI reformula programa de teletrabajo para hacer frente a emergencia sanitaria por Coronavirus

Los cambios se enmarcan en el “Plan de Trabajo Remoto Excepcional”, basado en una nueva estructura de gestión que involucra un nutrido programa de transferencia de conocimiento, implementación tecnológica y actividades de contención, que responden a las necesidades del actual escenario de contingencia. A la fecha, el 96% de la dotación, realiza sus labores a distancia.

Como una forma de mejorar la calidad de vida de los funcionarios/as y asegurar una adecuada continuidad operativa, en 2017 INAPI se convirtió en la primera institución del Estado en ejecutar un programa de Teletrabajo. En la actualidad y en atención a la crisis social y la emergencia por Coronavirus, la institución se propuso reformular el sistema de gestión del trabajo a distancia, con el objetivo de responder a las nuevas necesidades que surgieron en materia de seguridad y soporte de los servicios.

“Uno de los principales activos intangibles de toda organización, es el know how sobre materias de impacto estratégico. En nuestro caso tenemos una vasta experiencia en metodologías de gestión, equipamiento técnico y un conjunto de buenas prácticas para hacer más eficiente el trabajo remoto, por lo tanto utilizamos ese insumo para dar forma a un plan que permitiera robustecer este régimen laboral, para así alcanzar otras dimensiones del desarrollo organizacional”, comentó Loreto Bresky, Directora Nacional de INAPI.

Se trata del Plan de Trabajo Remoto Excepcional que actualmente mantiene al 96% de la dotación realizando sus labores desde casa. Uno de sus principales ejes de acción, es el apoyo integral a todos los funcionarios/as en régimen, mediante mentorías entre pares y programas de capacitación en línea para equipos en proceso de reconversión. A esto se suma la creación de una unidad especializada para el monitoreo y contención de las personas.

Otro de los ejes críticos se relaciona con la infraestructura tecnológica que debe dar una adecuado soporte al trabajo a distancia. “Actualmente, utilizamos ocho plataformas electrónicas diferentes para asegurar nuestro estándar de operación. La idea es que los funcionarios/as sientan que tienen las mismas prestaciones que en la oficina física para hacer su trabajo, comunicarse con sus compañeros/as o incluso solicitar un permiso especial. Lo más importante es que hemos sido capaces de generar una adecuada trazabilidad de cada una de esas acciones para seguir mejorando”, enfatizó la Directora de INAPI.

En materia de gestión, se ha logrado establecer un protocolo que considera la definición de metas de trabajo individual; sistema de supervisión; mecanismos de control y coordinación general de las funciones remotas, entre otros avances. Los resultados han sido positivos. Se han detectado aumentos de productividad en la gestión de solicitudes de marcas y patentes; la tramitación en línea supera el 90% y, según las últimas mediciones, los funcionarios/as no sólo validan el modelo, sino también valoran positivamente el manejo del tiempo y la disminución del estrés a causa de evitar el traslado por la ciudad en horas de alta congestión.

Volver